"Tesoros Cristiano"
BienvenidaIniciosLo NuevoSalvacionTu Alma Jovenes
Peliculas CristianasPeliculas de la BibliaNoticias CristianasProfecias BiblicasAlfareroEl Ocultismo
 La OracionOREMOS Remedios y Consejos BiblicosLa Biblia y su contenidos.Herramientas BiblicasLa Biblia en un año
Tecnologia Recursos de EmergenciasSu RegresoApocalipsisY el que ha de venirEl Homosexualismo
viviendo en los tiempos BiblicosPasaporte Expres (Arqueologia Biblica"No Mataras"Los niños  son de CristoNiños y Jovenes...Un segundo despues
Espiritu SantoEl cuerpo Templo del Espíritu SantoCita con tigo.Mujer de DiosHombreLa Ley de salud del Senor
Dios sana a los enfermosEl ayuno Pasando Paginas (BiografiasFiestas Mnsuales infoHoyAnuncios
Guerra EpiritualEstudios en videos7 vecesEl cilencio de DiosUn Susurro En El Alma (Poemas)

Double click here to add text.
Contact Us
"Cita Con Tigo".
Ir arriba

El Señor Está Buscando Una Cita Contigo



"Cuando ores, apártate a solas, cierra la puerta detrás de ti y ora a tu Padre en privado. Entonces, tu Padre, quien todo lo ve, te recompensará.” Mateo 6:6 


 Dios no va a poder hablarte si tienes tu vida llena de ruido. Tienes que estar a solas, y tienes que estar callado y en silencio para poder escucharlo. Nosotros llamamos a esto, un tiempo a solas con Dios.

Jesús dice esto en Mateo 6:6, “Cuando ores, apártate a solas, cierra la puerta detrás de ti y ora a tu Padre en privado. Entonces, tu Padre, quien todo lo ve, te recompensará.” 

La clave para escuchar a Dios y recibir Su visión para tu vida, es esta: Estar consciente de que Dios quiere reunirse contigo.

Tienes que darte cuenta que tú no estas esperando a Dios; Él te esta esperando a ti. Dios te creo para que tengas una relación personal e íntima con Él. Él quiere que pases tiempo con Él diariamente. Él quiere que programes una cita con Él todos los días. Dios te está esperando.

Tener un tiempo a solas con Dios en un lugar tranquilo y callado, es muy difícil de lograrlo hoy en día. No sé si te has dado cuenta de cuanto ruido hay en tu vida. Tienes la radio constantemente encendida en el auto, o tienes tus audífonos puestos o el Bluetooth activado. En cada sala de espera, supermercado, y elevador hay música ambiental. Hay muy pocas ocasiones en tu vida, en que te encuentres absolutamente callado y en silencio.

Si tienes niños en casa, es todavía más difícil. Pero déjame darte un poco de esperanza. Susan Wesley, una de las grandes mujeres de la historia, tenía 18 hijos. Uno de sus hijos, John, fundó la Iglesia Metodista y difundió el Cristianismo por toda la parte oeste de Norte América, predicando el avivamiento Metodista. Otro de los hijos de Susan, Charles, escribió más de 6000 himnos.

¿Cómo puedes encontrar un tiempo a solas con Dios cuando tienes 18 hijos? En su biografía, se dice que Susan Wesley se sentaba en su mecedora favorita todas las tardes, y se ponía su delantal sobre su cabeza por una hora. ¡Sus hijos sabían que la mamá con el delantal en la cabeza significaba, “¡Ningún niño moleste a mamá o se muere!”

John Wesley decía que las oraciones de su mamá formaron su vida. Tu también puedes encontrar un tiempo a solas con Dios, si estás ansioso y desesperado por tenerlo, si Susan Wesley lo encontró en medio de 18 hijos, tu también lo puedes conseguir. Haz tiempo para estar a solas y encontrarte con tu Señor… ¡Te está esperando!

Reflexiona sobre esto:

• ¿Cuánto tiempo de tu día pasas en silencio?

• ¿Qué necesitas hacer para que tu familia entiendan que ellos pueden apoyarte y no distraerte en tu tiempo a solas con Dios?

• ¿Qué efecto tendrá tu constante tiempo a solas con Dios, no solo en ti sino también en tu familia?

Orando en todo tiempo con toda oración y suplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y suplica con toda perseverancia y suplica por todos los santos.

–Efesios 6:18

En el mes de marzo, se conmemora el Día Mundial de Oración. Sus orígenes se remontan al siglo xix, cuando las mujeres cristianas de los Estados Unidos y Canadá iniciaron una serie de actividades cooperativas para apoyar la participación femenina en la obra misionera en todo el mundo. Aprovechando esta conmemoración, nos gustaría enfatizar la importancia de la oración si deseamos tener una vida cristiana victoriosa.

La oración es una forma de adoración y un excelente medio de pasar el tiempo junto a Dios. Es el momento en que podemos adorar, y pedir por nuestras necesidades, problemas o deseos y la salvación de los perdidos. Es una oportunidad para alabar su nombre, darle gracias por su provisión constante y reconocer que su voluntad soberana es siempre lo mejor para nuestra vida.

Jesús afirmó que el Padre busca adoradores que le adoren en Espíritu y en verdad. Ahora bien, ¿cómo debemos orar? Jesús también les enseño a sus discípulos cómo hacerlo: «Más tu, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que te ve en lo secreto; y tu Padre que ve en secreto te recompensará en público» (Mateo 6:6). ¿Cuándo tenemos que orar? Todo el tiempo: «Orad sin cesar» (1 Tesalonicenses 5:17).

Nuestro tiempo con Dios es la oportunidad maravillosa de tener una cita con nuestro Padre, a solas o en compañía de otros, unidos por el mismo espíritu de gracia y amor.

Pero ¿qué debemos hacer cuando nuestras preocupaciones y problemas cotidianos desplazan nuestro tiempo con Dios?


Nuestras citas con Dios

¿Las exigencias de cada día están desplazando tu tiempo devocional con Dios?

Una cita con Dios
En Génesis 3:8-9 Dios se acercó a Adán y a Eva después de que pecaron y les hizo una simple pregunta: ¿Dónde están?

Eso me hizo darme cuenta que Dios ya había concretado una cita con ellos, pero Adán y Eva decidieron esconderse a causa de la vergüenza que sintieron por haber desobedecido a Dios. Perdieron la cita que tenían con el Creador y el privilegio de pasear con Él en medio del paraíso por escuchar la mentira de la serpiente y querer probar algo que supuestamente no encontrarían en Dios.

Hoy en día actuamos de la misma forma que Adán y Eva: buscamos diferentes experiencias, personas y momentos que nos hagan sentir algo más, algo que nunca antes hayamos experimentado… Muchas veces ponemos nuestra esperanza o nuestro esfuerzo en nuestra pareja, un equipo de fútbol, trabajo o incluso en el ministerio y dejamos de lado lo más importante: la cita con nuestro Creador. Es ahí, a solas con Él, dónde encontramos vida.

Cuando intentamos construir nuestra identidad con cualquier cosa o persona que no es Dios, cometemos idolatría. Muchas de esas cosas o personas son regalos de Dios, cómo el árbol de la ciencia, que era parte del paraíso del Edén; pero el problema viene esas cosas se vuelven fundamentales para nuestras vidas y nos hacen perder la cita que tenemos con nuestro Dios.

Poner nuestro esfuerzo en búsquedas materiales, logros, o relaciones, nos hace perder nuestra identidad. Esto es altamente peligroso para nuestras vidas porque nos lleva al orgullo cuando triunfamos y a la desesperación cuando fallamos.

Entonces, ¿realmente para qué o quién vivimos? ¿Hay algo en nosotros a lo que nos hayamos aferrado con más afecto del que tenemos por Dios? ¿En qué confiamos para experimentar seguridad e importancia, o para encontrar nuestra identidad y propósito? ¿Qué es lo que nos hace perder nuestra cita con Dios?

La buena noticia es que tenemos un Rey que ha venido a liberarnos de la esclavitud y a rescatarnos de la idolatría. Te invito a que pongas tu identidad en lo que Jesús hizo por ti y que nunca pierdas tu cita con Él, porque no hay nada que necesitemos fuera de Cristo.

“Porque a Dios le agradó habitar en él con toda su plenitud 20 y, por medio de él, reconciliar consigo todas las cosas, tanto las que están en la tierra como las que están en el cielo, haciendo la paz mediante la sangre que derramó en la cruz.” – Colosenses 1:19-20

Significado de cita

1. Encuentro entre dos o más personas para el que se ha fijado previamente el día, el lugar y la hora en su primera cita ya hicieron planes de futuro; 
Dejanos tus comentarios por favor.
Hay un problema aqui eneste link,estamos trabajando para arreglarlo