"Tesoros Cristiano"
BienvenidaIniciosLo NuevoSalvacionTu Alma Jovenes
Peliculas CristianasPeliculas de la BibliaNoticias CristianasProfecias BiblicasAlfareroEl Ocultismo
 La OracionOREMOS Remedios y Consejos BiblicosLa Biblia y su contenidos.Herramientas BiblicasLa Biblia en un año
Tecnologia Recursos de Emergencias(Alimentos)Su RegresoApocalipsisY el que ha de venirEl Homosexualismo
viviendo en los tiempos BiblicosPasaporte Expres (Arqueologia Biblica"No Mataras"Los niños  son de CristoNiños y JovenesUn segundo despues
Espiritu SantoEl cuerpo Templo del Espíritu SantoCita con tigo.Mujer de DiosHombreLa Ley de salud del Senor
Dios sana a los enfermosEl ayuno Pasando Paginas (BiografiasFiestas Mnsuales infoHoyAnuncios
Guerra EpiritualEstudios en videos7 vecesEl cilencio de DiosUn Susurro En El Alma (Poemas)Santidad
DemonologiaSanidadNuestro Cuerpo

Double click here to add text.
Remedios y Consejos Biblicos
El que  sacia tu boca con cosas  buenas , para que tu juventud se renueve como el aguila.
                   Salmo 103:5
Algunos toman algunas hierbas para su propia salud y si  miras la ciencia en la Biblia veras medicinas naturales que te haran pensar acerca de como el mundo esta lleno de plantas y otrs cosas utiles que Dios hizo para preservar y cuidar de nuestro cuerpo.
Remedio 52: ( Para la tos ). Preparar un Jarabe casero de miel de abejas con un poco de limón ( 1 cucharada de cada uno ). NO SE DE LES DEBE DAR MIEL DE ABEJA A LOS NIÑOS MENORES DE UN AÑO. Siempre CONSULTA con tu médico antes de dar remedios a tu BEBÉ. OJO, “NO TODOS” los remedios caseros son para los BEBES, niños y adolescentes o adultos mayores ó enfermos
Consulte a su medico antes de tratar estos remedios.
Dios le bendiga.
Damos gracias a Dios por poder compartir estos consejos con todos ustedes.
pueden enviarnos sus consejos para nuestra página.
a. carydeworcester@aol.com  
Dios los bendiga !
​estaremos poniendo mas consejos.

LA MEDICINA EN TIEMPOS BIBLICOS




>Los médicos no eran bien vistos en el Antiguo Testamento porque los hebreos pensaban que la gente debia confiar en Dios para tener salud y curarse. Consideraban que las enfermedades eran castigos por desobecer a Dios: ” Yavé te herirá de agotamiento, fiebre, inflamación, ardor con las úlceras de Egipto, con tumores, sarna y tiña, de lo que no podrás curar ” ( Deuteronomio 28:22 ). Para tratar las enfermedades la gente recurria a remedios caseros, con hierbas, aceites y ungüentos tales como el famoso ” bálsamo de Galaad ” ( Jeremias 8:22 ). Isaias prescribió ” una cataplasma de higos ” ( Isaias 38:21 ) para el mal del rey Ezequias. Isaias también habló de ” heridas, golpes, llagas vivas ” que debian ser ” curadas, vendadas o mitigadas con aceite ” ( Isaias 1:6 ). Los israelis no eran atendidos por médicos profesionales, y desconfiaban de los de otras naciones. El rey Asa de Judá enfermó gravemente de gota, y fue condenado porque en su enfermedad ” no confió en Yavé, sino en los médicos ” ( 2ª de Crónicas 16:12 ). El Eclesiástico, libro de alrededor del siglo II a. de C., muestra más respeto por la medicina. Todas ” las curaciones provienen del Altisimo ” ( Eclesiástico 38:2 ), afirma el Eclesiástico. Dios ha dado sabiduria a los médicos, y ” por medio de ellos cura y alivia el dolor ” ( Eclesiástico 38:7 ). El enfermo prudente ” rezará al Señor ” ( Eclesiástico 38:9 ) y ” ofrecerá en sacrificio una dulce sonrisa ” ( Eclesiástico 38:11 ), pero también ” le dará su lugar al médico ” ( Eclesiástico 38:12 ). En el Nuevo Testamento, Marcos relata de una mujer que tenia ” flujo de sangre desde hacia doce años ” ( Marcos 5:25 ) y que habia ” sufrido mucho con muchos médicos y, después de gastar toda su hacienda, no habia mejorado nada, sino que habia ido de mal en peor ” ( Marcos 5:26 ). Casos como éste eran muy comunes, dados los limitados conocimientos, incluso entre los médicos más avanzados de la época. En los albores del cristianismo, los médicos estaban asociados con el dios griego Esculapio, bajo cuya égida se fundaron muchos templos. Su simbolo, el caduceo ( serpientes enlazadas alrededor de un báculo ), es todavia el emblema de la profesión médica. Esos templos, como los de Epidauro, Grecia, y Pérgamo, Asia Menor, eran una combinación de centros de salud, escuelas de medicina y santuarios. Algunos devotos creian que serian curados por soñar con Esculapio

La Biblia es una enorme caja de sorpresas y con respecto a la medicina, más aún. Por ejemplo, los médicos no estaban bien vistos en el Antiguo Testamento porque los hebreos pensaban que la gente debía confiar en Dios para tener salud y curarse. 
 
Se consideraba a las enfermedades como castigos divinos por desobedecer a Dios.

Para tratar las enfermedades la gente recurría a remedios caseros, con hierbas, aceites y unguentos tales como el famoso “Bálsamo de Galaad” (Jer: 8:229). Isaías, por ejemplo, prescribió “una cataplasma de higos” para el mal del rey Ezequías y habló de “heridas, golpes, llagas vivas” que debían ser “curadas, vendadas o mitigadas con aceite” (Is 1:6)

Los israelitas no eran atendidos por médicos profesionales y desconfiaban de los de otras naciones. El rey Asa de Judá enfermó gravemente de gota y fue condenado porque en su enfermedad “no confió en Yavé (Dios), sino en los médicos” (2 Cron 16:12)medicina_romana IsraelMuseum_LG

El Eclesiástico, libro de alrededor del siglo II a.C. muestra un poco más de respeto por la medicina. Todas las curaciones dice “provienen del Altísimo” (Eclo 38:2). Afirma que Dios ha dado sabiduría a los médicos y por “medio de ellos cura y alivia dolores”. El enfermo prudente “rezará al Señor y ofrecerá en sacrificio una dulce sonrisa”, pero por las dudas, también agrega “le dará lugar al médico” (Eclo 38:12)

En el Nuevo Testamento, Marcos relata de una mujer que “tenía flujo de sangre desde hacía doce años y había sufrido mucho con muchos médicos y después de gastar toda su hacienda, no había mejorado nada, sino que iba de mal en peor” (Mc 5:26). Casos como este eran muy comunes dados los limitados conocimientos,incluso entre los médicos mas avanzados de la época.

En los albores del cristianismo, los médicos estaban asociados con el dios griego Esculapio, bajo cuya época se fundaron varias templos. Su símbolo, el Caduceo (serpientes enlazadas alrededor de un báculo), es todavía hasta hoy el símbolo de la medicina.

Ir arriba
Aspirina / Penicilina

Números 24:6 (Describe el Cedar Trees por tener propiedades medicinales)

Son como huertos junto al río, como los cedros plantados por el Señor.

El aceite de árbol de cedro tiene muchos usos en la medicina natural. Durante 25 años, desde 1971 hasta 1996, el Instituto San Petersburgo de Bio-Reglamento y Gerontología llevaron a cabo estudios científicos y clínicos que mostraron que el aceite de árbol de cedro puede retrasar el envejecimiento y aumentar la esperanza de vida. 

Aceite de árbol de cedro es especialmente conocido por sus efectos beneficiosos sobre los órganos internos, como los riñones, el bazo y el páncreas. También se utiliza para el tracto genito-urinario. Tiene efectos antisépticos y diuréticos, y es eficaz contra las enfermedades respiratorias como la congestión y la tos de todo tipo, la bronquitis, la neumonía y la tuberculosis. 

Algunas personas usan el aceite de árbol de cedro para el cuidado de una variedad de enfermedades de la piel.

Desde el acné a las lesiones fúngicas, que posiblemente puede ayudar a eliminar la irritación y acelerar la curación de heridas. También puede ayudar a hacer que el cabello sea más fuerte y evitar la pérdida de cabello y la caspa. Uno de los principales usos de aceite de árbol de cedro es como un sedante. 

Muchos afirman que el uso de aceite de árbol de cedro los calma y ayuda a dormir, y que es una ayuda eficaz contra el insomnio. Aceite de árbol de cedro también ayuda a aliviar el dolor debido a sus propiedades analgésicas, por lo que algunos dependen de ella como la artritis y otros tratamientos de dolor en las articulaciones. 

Remedios naturales para bajar el colesterol

1. Agua de avena

El agua de avena es muy buena para bajar el colesterol. Se cree que la fibra de la avena se mezcla con el colesterol en el intestino delgado, luego se une a las moléculas de colesterol y lo saca fuera del cuerpo en lugar de que sea absorbido en la sangre.

En un litro de agua, eche 3 cucharadas de avena y deje remojar toda la noche. No lo cuele. Al día siguiente bébalo poco a poco durante el día. 

En tiempo de Jesús ciertamente había muchos enfermos. Los Evangelios dan testimonio de ello. Y la historia de la época también. Los duros impuestos a Roma y a la misma Judea habían dejado al pueblo en la miseria. Muchos campesinos habían perdido sus campos. Y en la más extrema escasez no es de extrañar la proliferación de enfermedades...


 Pero lo más grave era que en aquella sociedad teocrática se miraba a los enfermos como castigados de Dios. Se pensaba que las enfermedades crónicas y, sobre todo, las deficiencias físicas, eran fruto de un castigo de Dios a causa de los pecados del enfermo o de sus antepasados. La ceguera, el defecto de una mano o un pie y especialmente todas las enfermedades de la piel eran consideradas enfermedades impuras, consecuencia de una maldición de Dios. Por ello el judío piadoso no debía compadecerse de esta clase de enfermos; debían ayudarles, pero con desprecio, ya que así pensaban seguir la misma actitud de Dios hacia ellos. A esos malditos de Dios, había que maldecidlos... El que los tocaba quedaba impuro, inhábil para dirigirse a Dios en la oración. Por eso se les prohibía entrar en las ciudades. Solo podían pedir limosna en las puertas de la ciudad o en los caminos. Y en el caso de los leprosos, o sea, todos los que tenían alguna enfermedad de la piel, no podían ni acercarse a los caminos, ya que se pensaba que si alguien los miraba contraía impureza legal; por eso se les obligaba a colgarse una campanita para que el que la escuchase desviara la vista y no quedase así impuro al verlo.


 Decían las reglas de los esenios, piadosos monjes del tiempo de Jesús: "Los ciegos, los paralíticos, los cojos, los sordos y los menores de edad, ninguno de éstos puede ser admitido a la comunidad... Ninguna persona afectada por cualquier impureza humana puede entrar en la Asamblea de Dios..."
 Jesús se reveló contra esta forma de pensar de su época, ya que encerraba dentro de sí un falsa concepción de Dios. En cierta ocasión, ante un paralítico, los discípulos le preguntaron que quién había pecado, él o sus padres, y Jesús les respondió que ninguno de ellos, que su enfermedad no era fruto de un castigo de Dios. 
 Pero Jesús no se limitó a corregir verbalmente las falsas ideas sobre Dios. El, sobre todo, actuaba. En cierta ocasión, yendo por un camino, un ciego se puso a dar gritos pidiéndole misericordia. La gente le mandaba callar, ya que según su religiosidad aquel ciego, por ser un maldito de Dios, no merecía misericordia. Pero Jesús, en contra de la costumbre, se detuvo, conversó cariñosamente con el ciego y lo curó tocándole con su mano. Según las normas farisaicas, con este acto Jesús había quedado impuro, incapaz de hacer oración a Dios, ya que había conversado, tocado y curado a un maldito de Dios. Pero según el propio Jesús, con este acto, había alabado a su Padre Dios y se había acercado más a El.
 Jesús no ve en los enfermos unos castigados de Dios, sino todo lo contrario, unos predilectos de Dios. Por eso dice que él había venido a sanar enfermos... Aquella multitud de enfermedades tenía unas causas muy distintas a la voluntad de Dios: eran fruto de unas condiciones socio-económicas injustas. Por eso él dedica una gran parte de su actividad a cuidar y curar enfermos. Así les demostraba el amor de Dios hacia ellos. Dios no quiere la enfermedad, sino la salud para todos sus hijos.
 Con su comportamiento ante los enfermos Jesús es una vez más espejo de la bondad del Padre Dios para con todos sus hijos.

Ir arriba
Contact Us
Dejanos tus comentarios o resetas.Dios te bendiga.
El agua con limón es una gran ayuda para bajar de peso porque desintoxica el organismo, disminuye la retención de líquidos y aumenta la sensación de saciedad. Además de esto, ayuda a limpiar el paladar disminuyendo las ganas de comer alimentos dulces que favorecen al aumento de peso perjudicando la dieta. Para obtener sus beneficios basta con utilizar una de las siguientes opciones:
1.Exprimir medio limón en un vaso de agua y beber media hora antes del desayuno, del almuerzo y de la cena;
2.Colocar 1 limón en ruedas en una jarra de agua e ir bebiendo durante el día.


Todas las variedades de limón pueden ser utilizadas, y esta fruta también contiene propiedades que ayudan a fortalecer el sistema inmune, protegiendo al organismo de enfermedades como gripes y resfriados, y evitando el envejecimiento precoz por ser un potente antioxidante. 

Cómo bajar de peso tomando agua con limón


Con la dieta del limón se puede perder de 2 a 6 kg por mes, principalmente cuando se asocia a una dieta baja en calorías para perder peso y a la práctica regular de actividad física. Utilice nuestra calculadora para saber cuánto peso debe perder:

Cómo bajar de peso tomando agua con limón

AGUA DE PEPINO, LIMÓN Y MENTA PARA ADELGAZAR

in ALIMENTACION on 08/21/17


Esta bebida de agua de limón, pepino y menta te va a ayudar a adelgazar. Tiene tantos beneficios y es tan rica que seguramente la pondrás en el top de la lista de tus bebidas favoritas y saludables.

Es perfecta para cualquier temporada, verano o invierno, ya que sus ingredientes se consiguen todo el año y sus principales beneficios es que desintoxica y ayuda a perder peso ya que posee propiedades quema grasa. También para cualquier exceso que hayas cometido el fin de semana o en una fiesta esta bebida será perfecta. 

AGUA DE PEPINO, LIMÓN Y MENTA PARA ADELGAZAR
AGUA DE PEPINO, LIMÓN Y MENTA 

Ingredientes:
•2 litro de agua 
•2 limones.
•1 pepino pequeño.
•10 hojas de menta.
•Jengibre al gusto (opcional)

Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de reposo: Toda la noche u 8 horas

Preparación:

1.Lavar muy bien el pepino, los limones y las hojas de menta.
2.En una jarra o envase de vidrio colocar los 2 litros de agua.
3.Exprimir el jugo de 1 limón.
4.Añadir el jugo de limón al agua y mezclar.
5.Picar el pepino (con o sin cáscara ) y el limón en finas rodajas.
6.Agregar el limón, el pepino y las hojas de menta al agua de limón, y mezclar.
7.Tapar la jarra y guardar en la nevera toda la noche

¡Y listo para tomar! Además de refrescante te ayudará a desintoxicar y bajar de peso.